Opinión: Elección del Contralor

Desde Puerto La Cruz.- El país vive un claro proceso de retroceso institucional que se expresa de forma cada vez más descarada y sin ningún tipo de vergüenza. Las declaraciones de la presidenta del Tribunal Supremo de Justicia diciéndole al presidente Hugo Chávez “Aquí están sus instituciones”, o el permiso presidencial para que el Ministerio Público y los tribunales permitan un tratamiento humanitario a los presos políticos enfermos, son hechos absolutamente inaceptables y vergonzosos para cualquiera democracia en la que exista separación de poderes y un mínimo de respeto a los derechos humanos.

Igual situación existe en la Contraloría General de la República, en la que se generó un vacío de poder con la muerte de Clodosbaldo Russián. Ante este hecho vemos cómo la mayoría oficialista no muestra ningún interés por la designación del nuevo contralor, por lo que se plantea la posibilidad de ir a elecciones populares para su elección amparados en el artículo 279 de la Constitución.

El CNE debe convocar a elecciones para la escogencia del Contralor o Contralora General de la República con carácter de urgencia, si la Asamblea Nacional no logra el consenso necesario para designar con las dos terceras partes al nuevo funcionario, y teniendo en cuenta que el oficialismo no cuenta con los 110 votos necesarios y no se manifiesta a favor de resolver esta situación, se deberá activar ese mecanismo.

No es posible que con los niveles de corrupción generalizados en la administración pública, las investigaciones no se realicen y las pocas causas abiertas estén engavetadas. Inmensas cantidades de dinero se asignan dos y tres veces para los mismos planes sin que nadie rinda cuentas. Ante esto nos preguntamos ¿dónde son invertidos todos esos recursos? Los anzoatiguenses queremos saber por qué todas las plantas de generación eléctrica como la Alberto Lovera, la de San Diego de Cabrutica y otras se encuentran totalmente paralizadas y con una ejecución inferior a 50% a pesar que el barril de petróleo ronda los 110 dólares, mientras soportamos los continuos apagones y cortes del servicio eléctrico.

El manejo de todos estos recursos debería ser transparente y del conocimiento de todos los venezolanos y no un misterio. Lo mismo sucede con el manejo del Fondem, que se estima en más de 60 mil millones de dólares, y que para su creación se sugirió preguntarle a los orientales si queríamos la autopista de Oriente, ¿dónde está el dinero para esta vital obra? ¿por qué no se rinde cuentas de esta inmensa cantidad de recursos? Desde 2006 nadie sabe cómo es la ejecución presupuestaria de este fondo que el gobierno maneja bajo su absoluta voluntad y sin ningún tipo de control por parte de la Asamblea Nacional ni de la Contraloría General de la República.

El mismo artículo 279 de la Constitución contempla que de no existir acuerdo en la Asamblea Nacional, el Poder Electoral solicitará una terna para someterla a consulta popular lo que eliminaría las posibles componendas en la designación del nuevo Contralor General y sería el mismo pueblo quien lo destituiría de no cumplir con sus funciones. Sin duda alguna esto evitaría la designación de un contralor por pactos para proteger corruptos y acciones que van en contra de la patria. En el estado Anzoátegui tenemos gente decente como el doctor y poeta Gustavo Pereira, quien podría incluirse en la terna ya que es un hombre de clara moral, honestidad y conocida reputación tanto en el país como afuera.

Basta de corrupción! Elecciones ya del Contralor General de la República y patria para todos y con todos. Contigo se puede!

Fuente: Diario El Mundo

Publicado en: Noticias